Blogia
ALIVÍA

CONSUMID, MALDITOS CONSUMID (luses da navidá e noiteboa)

CONSUMID, MALDITOS CONSUMID (luses da navidá e noiteboa) Se han encendido UN MES ANTES de la Navidad y estarán hasta finales de Reyes. (Esas son las del Ayuntamiento, porque muchos particulares, comercios, centros comerciales tienen las suyas ....).
Abruma pensar la cantidad de energía que puede llegar a consumirse de un modo tan superfluo en todo el mundo desarrollado durante estas fechas. Y es que aunque los recibos de la luz los paga cada ayuntamiento (al final cada ciudadano), la factura medioambiental en forma de cambio climático, lluvia ácida, residuos nucleares o contaminación la paga todo el planeta.
El mejor regalo que los ayuntamientos pueden hacer a sus ciudadanos y a la ciudadanía global es reducir este absoluto despilfarro energético y no contribuir con él al cambio climático. Es un derroche de luz, un lujo que sólo podremos permitirnos en los países enriquecidos mientras la mayoría de la humanidad siga viviendo completamente a oscuras.
Si continuamente se pide que en nuestras casas sólo utilicemos la luz que necesitamos, por qué no vamos a hacer lo mismo en nuestras ciudades. Se podría invocar el Protocolo de Kioto, que España va a incumplir, para legitimar esta reivindicación, debemos apoyarnos sólo en el sentido común. Pequeñas medidas como esta suponen un importante beneficio para el medio ambiente, sin suponer ninguna pérdida de calidad de vida para nadie.

Navidades...las considero absurdas, las considero falsas, farsas es el término correcto, vacuas navidades sin sabor ni olor, sin ton ni son. Ansiosos de que llegue la navidad para olvidar por instantes, que somos pobres, unos pobres, otros jodidos, mas jodidos que pobres, por que el pobre ¿de que se preocupa?... de tener que comer cada dia, en cambio el jodido, hasta dá para pasarla bien en navidad, esa es la diferencia básica, la puta diferencia que nos separa de los pobres; y sí, ansiosos de que llegue la navidad y pasarlo bien, con una cena de lujo, pato a la naranja, angulas del norte, marisquito, turrón, polvorón y mazapán,con su cava y vinito, cervezas, cubata, malboro y a esperar que llegue la mañana...respirar el aire limpio de una mañana de 25 de diciembre y recordar que estamos, igual o peor de amolados que como la empezamos, y de las cosas peculiares es que vamos a la casa mas cercana, la de la abuelita, y haber que quedo del recalentado, asi que preferimos pasar la noche de p... madre y olvidarnos de nuestros problemas que al fin y al cabo el muerto al pozo y el vivo al gozo.




0 comentarios